lunes, 6 de agosto de 2012

LONDRES 2012: ¿ES EL MEJOR QUIEN MÁS MEDALLAS GANA? Tras su prodigiosa exhibición, Phelps se ha convertido en el máximo medallista de la historia de los juegos con 22 medallas (18-2-2), pero para ello ha contado con la ventaja de que su deporte le permite participar en muchas pruebas



Qué tiene más valor, los 18 oros
de Phelps en tres juegos..
Nadie en su sano juicio se atrevería a poner en duda la grandeza deportiva del estadounidense Michael Phelps: tres Juegos Olímpicos y una cosecha prácticamente insuperable, pues atesora 18 oros, 2 platas y 2 bronces. El anterior máximo medallista era la gimnasta Larissa Latynina con 18 en total, y en la lista de los 13 deportistas que más preseas lograron a lo largo de su trayectoria olímpica hay cuatro nadadores y seis gimnastas, un tirador de esgrima (que consiguió alargar su carrera hasta seis juegos), un atleta (que participó en tres juegos y se benefició de que había campo a través individual y por equipos y otras distancias que hoy no son olímpicas), y una piragüista (que se presentó en seis juegos y con la ventaja de que este deporte también ofrecía muchas distancias y posibilidades). En resumen, casi todos los grandes medallistas de la historia lo han sido gracias a que sus especialidades ofrecen al deportista muchas ocasiones de estar en la salida, lo que proporciona más opciones de premio.

... o el discóbolo Al Oerter, que venció en
cuatro juegos (56-68) , los últimos con collarín.
De este modo, cabe preguntarse ¿qué es más valioso, un oro en salto con pértiga o cinco en gimnasia o natación? Matemáticamente la respuesta no ofrece duda, pero desde un punto de vista deportivo la cosa no es tan simple. Hay que tener en cuenta que los deportes de combate (judo, boxeo, grecorromana…), los de equipo (fútbol, baloncesto…), los de tiro o los de vela sólo reparten un oro, una plata y un bronce entre todos, mientras que hay otros donde se presentan un par de posibilidades (ciclismo en carretera, halterofilia) y, en fin, el atletismo, donde actualmente se pueden ganar hasta cuatro pruebas, pero sólo siendo un velocista excepcional y versátil, pues ha habido dos (Owens y Lewis) que subieron a lo más alto en cuatro ocasiones en los mismos juegos (en 100, 200, longitud y 4x100 metros); de todos modos, ningún atleta, jamás, ha conseguido repetir tal proeza.

Situando el atletismo como referencia, ¿qué es más meritorio, 22medallas en natación, 18 en gimnasia, 12 en kayak o cuatro oros en el rey de los deportes? Todos los que escalan cualquier cajón del podio tienen valor incontable, histórico, pero no todos los logros han de tener idéntica consideración. Por ejemplo, todo el mundo, en cualquier lugar, puede correr, saltar y lanzar (ejercicios atléticos), mientras que son necesarias costosas instalaciones y material muy específico para muchos otros deportes, lo que significa que aquellos tendrán más participación, más competencia, incrementando así la dificultad de lograr el éxito.
De modo que si hubiera que señalar a los olímpicos con más valor deportivo, a la par o por encima de los que más medallas atesoran, hay que mencionar al discóbolo estadounidense Al Oerter, oro en cuatro juegos consecutivos, los mencionados Owens y Lewis, los fondistas Nurmi, Zatopek o Bikila, el decatleta y pentatleta Thorpe, el sprinter Bolt… Todos son autores de proezas casi irrepetibles, como la de Zatopek, que venció en 5.000, 10.000 y maratón en la misma edición de los juegos, o la del mestizo Thorpe, oro en decatlón (y pentatlón, que ya no se disputa) venciendo en la mayoría de las pruebas y con registros cercanos a los récords mundiales; además, también hay que tener en cuenta las circunstancias y el modo con que lograron sus éxitos.
Todo o casi todo en este mundo es relativo, y en el terreno deportivo sobra el casi. Por eso se puede atender sólo al número, al resultado, o profundizar un poco más, o sea, relativizar los números.  
CARLOS DEL RIEGO