miércoles, 15 de noviembre de 2017

Y LA MAYOR ESTUPIDEZ DEL AÑO ES… Miles de millones, billones de estupideces se cometen cada año en todo el planeta, las peores de las cuales, las que son estulticia pura, son aquellas en las que el autor no persigue ningún beneficio. Las hay antológicas, tanto de palabra como de obra.

Hay profesionales de la conspiración interplanetaria que afirman que la tierra es plana, aunque no explican qué hay o qué pasa al llegar a los bordes

Algo innegable que han traído las redes sociales es la posibilidad de mostrar a todo el mundo y de modo instantáneo lo ignorante o lo estúpido que se es. En las últimas fechas se ha podido comprobar, de modo empírico e indiscutible, la preocupante escasez de entendederas y la supina estulticia de gran cantidad de criaturas en todo el mundo, las cuales no sólo no se avergüenzan de sus estrecheces mentales, sino que las proclaman a los cuatro vientos con imagen y sonido. Así resulta fácil comprobar la cantidad y dimensión de las memeces humanas, aunque siempre habrá una mayor. De todos modos, que tire la primera piedra quien no haya dicho o hecho grandes tonterías. Aquí va una pequeña muestra de las que bien podrían competir por el pódium.
Hay quien graba y difunde sus locuras o proezas, pero los hay que van más lejos y lo que hacen es presentar pruebas de sus propios delitos. Dos ejemplos recientes: hace unos días (XI-17) un taxista madrileño se grabó consumiendo cocaína mientras ‘conducía’ a 120 Km/h entre los ánimos de los pasajeros, que le animaban y compartían la droga que estaba sobre la licencia del conductor, es decir, el muy memo presentó a la policía todas las pruebas de su delito. En USA una ciclista hizo un gesto obsceno a la caravana presidencial, alguien lo fotografió y ella se encargó de publicarlo. Lógicamente ambos perdieron su trabajo y, seguro, el primero se las verá con la ley. Son dos casos del momento presente, pero podría hacerse una larga lista de tontos que se han grabado quebrantando la ley y luego han enviado a todo el mundo, comisarías incluidas. Es como si el ladrón sonríe a la cámara de seguridad y deja, de paso, su DNI. En fin, puede afirmarse con rotundidad que no solamente se trata de individuos que se sienten por encima de la ley, sino que son auténticos bobos.
Otro hecho autosuficientemente simple y tontaina lo protagonizó una italiana que organizó su boda, con vestido, invitados, regalos, banquete, tarta, fiesta, baile…, pero sin novio. Es decir, la ocurrente señora se casó consigo misma. Le resultaría difícil cumplir con eso de ‘puede besar a la novia’, y la noche de bodas sería un tanto… ‘solitaria’, salvo que se pusiera los cuernos a sí misma; claro que, como ventaja, tendrá pocas discusiones conyugales y el divorcio no será ni muy traumático ni muy costoso. Esto demuestra que existen personas que van contra toda lógica, contra todo lo real, contra la razón; la autosuficiente italiana (al parecer un compatriota suyo ya se había unido a sí mismo) se niega a aceptar el hecho de que hay cosas imposibles para un único individuo, por ejemplo, uno no es una pareja, ni puede jugar al tenis, ni sacar un córner y rematarlo, ni cantar a coro ni, evidentemente, contraer matrimonio. Pero como broma, como cuchufleta, seguro que resultó muy divertido, aunque la narcisista criatura se lo tomó, al parecer, muy en serio. Es evidente que la tal siente verdadero amor propio.
Asimismo las redes sociales permiten a los más ignorantes dejar constancia de un analfabetismo paleto que resulta muy difícil de entender. Ejemplo muy ilustrativo lo ofrecen los adeptos a ese absurdo de que la Tierra es plana, cosa que ha hallado eco en un jugador de baloncesto y un rapero, ambos estadounidenses, que están convencidos de que la Tierra no es esférica sino plana, y que existe una conspiración para mentir a la población mundial… Son dos de los nombres más conocidos de los no pocos que creen a pies juntillas tamaño disparate; es increíble, pero aun hoy existen sujetos con mentalidad anclada en la Edad Media. El NBA Kyrie Irving se ha dejado proclamar que “nos engañan, la Tierra es plana”; hay que admitir que los deportistas de máximo nivel tienen poco tiempo para ilustrarse, para leer y adquirir conocimientos, pero negar la evidencia parece más cosa de estúpido que de iletrado. Igualmente, el rapero B. o B. explica que la Tierra es como un disco con el polo norte en el centro, todos los continentes a su alrededor y el polo sur en toda la circunferencia…, esto es prueba de un cerebro estragado. En fin, no es cuestión de enumerar pruebas, baste decir que si en un sitio es mediodía y en otro medianoche…, y ¿qué pasa o qué hay cuando se llega a los bordes?, ¿y la luna y Marte también son planos?, ¿y para qué urdir un engaño semejante?
Otros aspirantes a la estupidez del año presentaron su candidatura tras los huracanes sufridos este año en el mar Caribe y sus costas. Resulta que se propaló la especie de que esos fenómenos climatológicos fueron artificiales, producidos a propósito por la mano del hombre. Este esperpento es de tal calibre que sólo las mentes más desarticuladas pueden decir o creerse tal cosa. Sólo hace falta pensar en la cantidad de energía que se necesitaría para mover a esas velocidades tan colosales masas de aire para darse cuenta de que se trata de una imposibilidad física.
Como puede comprobarse, el hombre está extraordinariamente dotado para idear y materializar las más absurdas tonterías.
CARLOS DEL RIEGO